Chorizo, vegan chorizo.

Hola a todos! cómo les va en las vacaciones?

Yo puedo decir que la he estado pasando bien agusto, tranquila, planeando el viaje para festejar el año nuevo, pero dejemos de hablar de mi, y veamos de que se trata el post de hoy.

Chorizo.

Fuera de albur, a quién no le gusta el chorizo? ajajaja, a mi me encanta, y he probado muchas versiones tanto en vegetarianas como en no vegetarianas (uuuuh hace ya mucho), y esta vez les quiero contar mis experiencias.

Primero que nada, les debo de decir, que el chorizo que jamás, jamás, compren, es uno que tiene un cactus en la etiqueta y lo venden en wal-mart, en serio, disculpen si no tengo fotos, pero, por favor absténganse.

Ahora sí, primero que nada, dónde conseguirlos?

HEB, Soriana y Trigo limpio.

Empecemos con el más sencillo, creo que sería el que venden en trigo limpio, la bolsita que no cuesta más de 30 pesos y dura eternamente, tiene un chorizo de buen sabor (promedio) y una textura muy de soya.

Después de haber probado ese, más marcas se unieron a la fiesta, como uno llamado “Chema”, pero lo siento amigos, dice que es de soya, pero está mezclado con puerco (viene en la forma usual que el chorizo de puerco).

Después, surgió un gran descubrimiento, el chorizo de champiñón y su hermano chorizo de nopales, este usualmente lo veo en sorianas, tiene una personalidad única porque no está hecho a base de soya, tiene todo el sabor de un chorizo normal, pero con un enfoque muy naturista, definitivamente, vale la pena probarlo, lo encuentran en bolsitas que duran  varias porciones.

Tiempo después, descubrí uno que se llamaba “la monita” en bote de plástico, tan seco como un mal día de invierno, sin sabor, sin mucho que decir.

Seguimos la búsqueda del chorizo perfecto y encontré el chorizo de soya de la marca “Amalia” (o amelia? jajaja) este lo venden en un empaque de plástico en el HEB, y tiene un sazón, color y textura bastante apetecibles, pero algo me faltaba, es muy rico, sí, y fácil de conseguir, sí, económico? claro! pero algo me faltaba.

Así que después de muchas pruebas y errores, volví a ver al hijo prodigo en el anaquel, mi chorizo de soya favorito, “La esperanza”, este muchacho, proveniente de saltillo, se consigue en HEB, buscándole infinitamente en el apartado de chorizos, el de soya, claro está, es el más sordeado.

No puedo explicar la felicidad que me da comer este chorizo, además de que es bastante ecónomico y tiene el tamaño exacto para una soltera y sin compromisos (jajaja) tiene la sazón del chorizo del que me enamoré cuando era pequeña en Guadalajara, si señor, este chorizo de origen saltillense, me recuerda a mi infancia de huevos con chorizo en el hotel plaza del sol, allá en Jalisco no te acabes.

Y es que les vuelvo a decir, que como vegetariana, siempre busco el platillo, la sazón, los ingredientes que hagan la magia, y, para mi gusto, este pequeño amigo me hace feliz.

Les late? chequen esta horrible foto que saqué con la webcam y búsquenlo en su tienda más cercana.

hola chorizo!

hola chorizo!

¿Cuál es tu chorizo favorito?

En mi próxima veggie-aventura: El misterio de mi reciente intolerancia a la leche de vaca.

Anuncios