Reflexión de temporada.

Tengo que admitirlo, soy muy despistada en muchos aspectos, pero dónde me incomoda más mi despiste es cuando se mete con cuestiones vegans/vegetarianas.

A partir de que empecé a platicar más con un amigo vegan (no straight edge) empecé a ver más cosas de las que normalmente veo y me dio mucho conflicto la situación, dejen les explico.

Como buena vegetariana, siempre ando buscando alternativas interesantes que me ayuden a mantener un estilo de vida saludable sin sacrificar una buena sazón, el detalle, es que tarde o temprano, ahi algo que está ahi y que está dispuesto a arruinar tu felicidad.

Entre las cosas que poco a poco he ido eliminando de mi lista me he encontrado con las siguientes:

– La gelatina.

– Los malaviscos.

Todo iba bien, un día descubrí que un shampoo que se llamaba aceite de oso, realmente se supone que tiene aceite de oso (wtf?) de ahi me entró el conflicto por la almohada de plumas y ahora la seda.

¿Sabían ustedes que hierven al gusano vivo para sacar la seda? yo no, y digo, no soy extremista, pero no está chido. Quiero decir que aprecio mucho la alta costura, pero no me imagino cómo llegaron a la conclusión, de que hervir gusanos para hacer tela estaba chido.

De repente, me saco de onda cuando hay cosas que tienen ingredientes animales y que llevaba consumiendo, se siente feo, recuerdo el día que me enteré del cuajo del queso, recuerdo que me dio muchísimo conflicto hasta que me mencionaron que últimamente se usa su versión artificial, y no voy a mentir, el queso me gusta, pero me da mucha duda, cómo llegó el ser humano a la conclusión, de poner tal cosa en la leche para hacer queso.

También recientemente me enteré, que cierto color de rojo, tiene origen animal, así como la azúcar blanca, los cuales, como me comentó mi amigo, son prácticamente imposibles de evitar.

Creo que la línea entre fanatismo e idealismo es muy delgada, y creo que sobre todo lo que importa es revisar realmente cuál es el propósito de ser vegans, vegetarianos y demás. La verdad, yo hago lo que puedo, no uso piel, no maltrato animales, no como carne y esas cosas, me hubiera gustado entrar a una escuela de chefs (lo cual es prácticamente imposible siendo vegetariana), pero tendré que conformarme con entrarle a la panadería y aunque digan que aprendes tu solo, a mi siempre me han dado ganas de tener un buen maestro.

Así que bueno, recuerdo que otra cosa que descubrí hace poco, es que el recubrimiento de las cápsulas es gelatina, demonios, y si un vegan se está muriendo porque no puede tomarla por sus convicciones?

Y no me tomen a mal, respeto mucho a los vegans que respetan a los demás, respeto a los que respetan sin importar que coman o vistan. Sólo que de repente me da mucha curiosidad, que novedad me voy a encontrar mañana.

Pásenla bien.

Anuncios