Yorokobi

Que semanitas piuf!  resulta que se me ha acumulado el trabajo dentro y fuera de la oficina, pero entre tanto estrés, me ha tocado conocer una que otra joyita por la ciudad de las montañas, esta, les advierto, es un poco cariñosa, pero es tan buena onda que vale la pena.

Este lugar se llama Yorokobi (Alegría en japonés), y es japonés con algunos toques de fusión.

el logo : /

¿Cómo llegué a este lugar?

Quiero decirles que la idea no fue para nada mía, no señor. Cuando tuve el placer de ir al Mai Thai de a un ladito en la plaza Tanarah, mi amigo Carlos se quedó picado con el restaurante de la contraesquina, que quedamos en ir próximamente.

Total, entre tanta histeria colectiva, encontramos la manera de ponernos de acuerdo e ir a cenar. Yo iba algo desanimada y muy cansada a ver que onda.

La experiencia, fue la siguiente:

Entramos y lo primero que vi, y me recordó el por qué no quería ir, era el logo poco formal y la letra papyrus, que horror jajaja neta, algunos odian la comic sans, mi problema es con papyrus.

Entonces, ignorando eso, entramos, y luego luego nos preguntan: tepanyaki o sushi? y yo pues… no sé, y nos dicen que tienen el restaurante dividido por zonas, por eso del show que hacen con el tepanyaki (que enseguida les contaré).

foto robada de su web

foto robada de su web

Mi amigo escogió tepanyaki, y yo le seguí, las mesas en esta área son compartidas, así como la diversión. Llegaron con la carta y entre que yo decidía pedimos las opciones de tés, y vaya que me sorprendieron, tenían una cajita de World of Tea (o algo así alcanzamos a ver), con unas mezclas que se veían de todo coquetas, las elegidas fueron: una relajante de manzanilla con lavanda y algo más, mientras que el otro era de fruta de la pasión, aka pitaya. Los dos estaban deliciosos, y lo mejor de todo, es que el mesero sabía cuál recomendar para beber frío o caliente.

Entonces, ya con bebida y buena onda, resulta que no, yo no quería tepanyaki, quería sushi, pero si te lo sirven aunque andes en el lado tepanyaki, lo cual fue muy bueno para mi, porque me sirvieron primero! jajaja

El tepanyaki de verduras no se veía mal, pero, traía más ganas de arroz fresco. Me trajeron el rollo que pido usualmente (queso, aguacate, pepino, zanahoria) pero con detallitos como lechuga y betabel en el interior y un poco de jengibre a un lado (deli).

Tienen una carta variada de sushis y entradas, la pueden checar en la web.

En fin, después de mucho tiempo, que yo me acabara mi sushi y todos en la mesa me vieran con hambre, trajeron unos calditos de miso y unas ensaladas de puras verduras, los dos, estaban deliciosos para abrir la cena, y además, debo darles mención honorífica a los chiles toreados en salsa de soya, los cuales tenían un sabor ahumado que los hacía exquisitos.

foto robada de la web

Y que llega la hora, un muchacho de como mi edad, se aproxima al centro de la mesa con su carrito de ingredientes. Nos pregunta a todos qué pedimos y empieza a hacer un show con sus cuchillos, que sí, me pusieron nerviosa, nadie quiere un cuchillo saltando en su cara jajaja

Lo bueno es que no hubo heridos, y aunque por lo nervioso, se le resbaló una que otra vez, salió bien librado y hasta con aplausos.

Y que empieza a preparar el arroz frito y pregunta: ¿Quién me ayuda con el huevo?, por supuesto, mi amigo y yo nos sordeamos, y pasaron al nió cumpleañero que estaba en la mesa, pero el chef no estaba satisfecho, no señor, me pasó a mi también jajaja

que lindo que tienen fotos chidas

El chiste era, arrojar un huevo al aire, y partirle el cascarón antes de que cayera. El niño, hizo lo que pudo, pero todos acordamos en que, no pudo jajaja, por mi parte, usé la técnica milenaria de, cuando cayera el huevo en la plancha, darle un golpe certero con la pala para abrirlo. Hasta me aplaudieron jajaja

Total, el chef muy ameno, separó una porción de arroz sin carne y me la dio en un bowl, después coció la carne para el arroz, y lo sirvió a cada uno de los comensales. El veredicto? Estaba rico, pero no como mis arroces japoneses favoritos.

El show seguía, y ahora era el momento de preparar el tepanyaki, primero con las carnes seleccionadas y por último con las verduras, todo un éxito, incluso, me sirvieron verduras aunque yo no pedí tepanyaki : ) estaban bien ricas, crocantes y con muy rico sabor.

A mi amigo le encantó su tepanyaki, era de una selección de marisco variada que tenía: Camarones, Calamar y Scallops preparados con salsa de ostión, scallops creo que es callo de hacha.

Y pues, siguiendo con la velada, los meseros y hasta el chef, se dieron cuenta del cumpleaños del niño, y hasta le cantaron las mañanitas en un idioma que parecía japonés.

Después de tanto show y comida amena, nos faltaba cerrar con broche la cena, y preguntamos al chef sobre las opciones, el ganador, fue el clásico helado tempura versión yorokobi, muy recomendable. Nos lo acabamos todo!

me encanta robar fotos

En cuanto la cuenta, pueden darse una idea de los precios la web que les puse en el post, pero sencillamente lo más caro es el tepanyaki, lo demás tiene precios elevados, pero soportables.

A nosotros nos salió arriba de 500 con el tepanyaki, el rollo, 4 tés y postre.

Pueden encontrar este lugar también en la nueva plaza de garza sada, para reservar, o conocer la ubicación exacta, chequen este links.

Como comentario extra, les puedo decir que como nos vieron buena onda, hasta nos dieron una tarjeta de barra de sushis sin límite de lunes a jueves, eeeh y pensamos ir a desquitarla pronto, les late? hagan click y averiguen la promo completa.

Y ya si no pueden esperar y quieren ver que pasa, chequen este video:

Muy buena elección para cuando tienes una cita y no sabes de qué hablar jajaja

Anuncios