Tapioca

La bebida divertida.

Olviden el budín, vamos a las bebidas.

Les cuento un poco de mi experiencia antes de saber que onda con estas gomitas dentro de las bebidas.

En mi trabajo la tapioca un buen día se puso de moda, cada día alguien iba y traía mil vasos con bebidas llenas de estas bolitas oscuras, total, siempre rechacé pedir una, porque la apariencia lechosas y las bolas acuosas flotando no se me hacían nada “tasty” a la vista, y pues bueno,  finalmente todo acabó el día en que mi jefe estuvo a punto de morir ahogado por aspirar el popote sin precaución y ya se imaginarán cómo estuvo jaja.

Total, ese era mi mayor acercamiento hasta que fui con unos amigos al mesón estrella, cerca del mercado Juárez y nos dio hambre. Alguien sugirió comida china y fuimos a un local sombre Arramberri casi con Juárez, dónde vendían comida china barata y con todas las de la ley (grasa, condimentos y muchos ingredientes).

Pedí un plato con noodles y con arroz, porque lo demás era muy no-vegetariano y me dio flojera andar “espulgando” la comida. Resulta que a un ladito, dentro del mismo local, vendían jugos y tés y dije: ¡Qué bien! y pedimos un té verde frío para tomar cada uno.

tapioca

tapioca

De allí todo perfecto, la comida barata y sabrosa, y cuando llegan los tés, zaz, uno estaba plagado de esas bolas acuosas negruzcas y le digo al señor: ¡Este no era así! Y me dice difícilmente en español: Es gratis, tómelo.

Pueeeees jajaja, para empezar el té estaba delicioso, bien natural y fresco, nada de sobresitos ni polvitos y cuando me animé a succionar, ¡fue una grata sopresa! son como gomitas de pura grenetina ( pero la verdad es que la tapioca viene de la yuca) que me hicieron súper entretenida la comida.

A partir de entonces me volví super fan, hay té verde y negro (assam) y muchos sabores naturales como lychee (el más lindo para mí) También los hacen lattés y con sabor a pétalos de rosa.

Y como son tan buenas personas te dan una tarjetita de cliente frecuente y al 6to ya es gratis. El costo de tu té oscila entre 20 y 35 pesos dependiendo de cómo lo pidas. Yo recomiendo lo más natural sin tanto sabor extra.

Ya estando allí se pueden entretener leyendo las propiedades y beneficios que tiene cada té y así hasta pedir un poco de cada uno para decidir cual quieres.

Este lugar está abierto desde temprano hasta como las 7.30 pm y los domingos cierran. Se los recomiendo mucho para quitarse el calor andando por el centro.

  • Ah y por cierto, Tapioca House, a mi gusto,  está muy americanizada, si quieren frutas, leche y azúcar vayan ahí, si quieren un té de verdad, ya saben.

Por cierto, luego les cuento mi experiencia en la comida chino-vegetariana que me contó Mau cerquita de Interplaza.

Anuncios